Una temperatura de 21ºC es suficiente para mantener el confort en su vivienda